Han sido muchas las declaraciones favorables de las diferentes ministras de sanidad, pero de haber habido una voluntad política firme, tres años hubieran sido tiempo más que suficiente para sacar adelante la nueva Estrategia de Salud Mental del Sistema Nacional de Salud.
No ha sido posible hasta el momento. Los redactores de este escrito, miembros del equipo de coordinación científica que ha elaborado la propuesta de una nueva Estrategia, dimitidos por voluntad propia en agosto de 2020, queremos expresar algunas de las circunstancias que han conducido a esta situación.

ACCEDE AQUÍ AL DOCUMENTO COMPLETO EN PDF