UD
Dentro de las XXIII Jornadas Nacionales de la AEN – V Jornadas Autonómicas de la ABSM.
Jueves 10 de junio 2010. Centro Caixa Forum. Palma de Mallorca.

Las XXIII Jornadas Nacionales de la AEN se iniciaron con una mesa dedicada al Encuentro de Unidades Docentes Multiprofesionales en Salud Mental. En la primera mesa, centrada en programas formativos y el desarrollo normativo de las UDMSM, intervinieron  José Francisco Montilla. Representante de la AEN en la Comisión Nacional de Psiquiatría Consuelo Escudero. Representante de la AEN en la Comisión Nacional de Psicología Clínica Ana García Laborda. Representante de la AEN en la Comisión Nacional de Enfermería en Salud Mental, disculpando su ausencia por problemas de agenda Juan Antonio López Blanco. Subdirector General de Ordenación Profesional. Ministerio de Sanidad y Política Social.

Acto seguido se celebró  otra mesa para compartir Experiencias del funcionamiento Multiprofesional de las Unidades Docentes, con la intervención de profesionales de las UDMSM de Alcalá de Henares (Alberto Fernández Líria. Psiquiatra. Presidente de la Unidad Docente y. Elena Redondo: Tutora del EIR y Presidenta de la Subcomisión de Enfermería en SM), Murcia (María Luisa Pujalte Martínez. Coordinadora de Enfermería) de Girona: Cristina Gisbert (Tutora MIR de Psiquiatría. Jefe de Estudios) Asturias  (Francisco Estevez. Tutor PIR. Jefe de Estudios)

 

Tras el almuerzo, se celebraron los talleres simultáneos con representantes de las tres especialidades centradas en los siguientes temas

-Criterios de acreditación que permitan el desarrollo efectivo de los programas de las especialidades.
-Aspectos estructurales y organizativos de las UDMSM.
-Desarrollo y función de los tutores.

Una puesta en común al final de la jornada sirvió para compartir las siguientes conclusiones:

-Es necesaria una adecuada acreditación de las UDMSM para que los programas se desarrollen.

-Dos aspectos claves ligados a la asistencia; ¿hay profesionales de las tres ramas? ¿hay programas de atención centrados en los distintos trastornos?

-Estos aspectos se deben resolver elaborando un catálogo de competencias comunes y un programa de evaluación.

caixaforum

Caixa Forum Palma.

Criterios de Acreditación

Los criterios que ha aportado el Ministerio están desfasados en su contenido y en su lenguaje, no aportan nada a los criterios específicos de cada especialidad de los cuales son una combinación y solo acreditan la capacidad docente, pero en modo alguno la interdisciplinariedad. Nuestra propuesta es sustituir o, al menos, añadir a los criterios publicados otros centrados en el carácter multiprofesional de la formación.
Para ello se propuso una serie de preguntas que deberían contestar afirmativamente una Unidad Multidisciplinar de verdad. Estas preguntas se agrupan en tres apartados: funcionamiento multidisciplinar del servicio, funcionamiento multidisciplinar de la docencia y gestión multidisplinar de la docencia.

¿Existen profesionales de las tres especialidades en cada una de las unidades clínico asistenciales del servicio?
¿Se dispone de programas de atención a las patologías más prevalentes que sean multidisciplinares?¿
¿Se reúne el equipo multidisciplinar para elaborar los planes de intervención de los pacientes más graves?
¿Hay oportunidades de atención continuada (guardias o prestación equivalente) para todas las especialidades?
¿Existe un espacio de participación multidisciplinar para la planificación asistencial y la evaluación del servicio?
¿Las sesiones clínicas, los seminarios y las demás actividades formativas aseguran la presencia de todas las especialidades entre los discentes y también los docentes?
¿Se comparten proyectos de investigación?
¿Se detallan los contenidos formativos o las capacidades comunes a las tres especialidades?
¿Se evalúan específicamente estas competencias comunes?
¿En las Comisiones de Docencia hay participación de las tres especialiadades?

El grupo entiende que son unas condiciones que se tendrían que alcanzar de manera progresiva a partir de la situación de cada unidad concreta.

Finalmente se acordó crear un grupo de trabajo para elaborar un listado de competencias comunes
Aspectos estructurales y organizativos.:

Cada Comunidad Autónoma debe desarrollar la organización de las UDMSM dentro del marco normativo.
Se debe tener en cuenta que existen modelos basados en el hospital o en la unidad, asimismo es necesario integrar las subcomisiones de psiquiatría, psicología y enfermería de salud mental.
Dentro de cada Comunidad son posibles distintos modelos que garanticen el cumplimiento de los programas formativos. La rigurosidad en el cumplimiento del programa es lo que garantiza que el modelo de organización sea exitoso.
La entidad titular es la encargada de hacer cumplir la legislación, pero frecuentemente se solapan competencias.
La figura del jefe de estudios ha de participar activamente en el desarrollo organizativo y debe ser un profesional distinto al jefe de área.
La distinción entre unidades y centros en lo que respecta a competencias ha de asegurarse, independientemente de que el modelo se organice en base a uno u otro.
Las diferencias en los marcos normativos y la organización real en toda España hace necesaria la homogenización del lenguaje.

Aspectos relativos a los tutores:
Son los más desarrollados hasta el momento presente. Se redactó un documento en Menorca en el que se exponía la posición al respecto.

Las diferentes formas de desarrollar la formación han dado lugar a confusiones entre figuras (tutor general, tutor de rotación y colaborador docente). Es necesario definir las funciones de los distintos cargos en común.
La acreditación de los tutores es un elemento importante de cara a reconocer su porcentaje de dedicación a tareas docentes. La incentivación y la dedicación por parte de los profesionales implicados en los programas, estos aspectos deben ser tenidos en cuenta por el Ministerio de Sanidad y Política Social.

La AEN formuló las siguientes recomendaciones sobre las funciones de los tutores en un documento elaborado en 1999:
-Determinar objetivos y medios de la formación.
-Fijar un mínimo de reuniones y unas pautas organizativas con los compañeros.
-Acoger a los residentes.
-Marcar los Planes Individuales de Formación
-Servir de interlocutor entre los residentes y el resto del personal.
-Fomentar la investigación y velar por su implantación en la actividad asistencial.
-Actualizar y ampliar las competencias necesarias para el trabajo posterior.

Como principio general, es importante trabajar en conjunto con los tutores de las tres especialidades. Asimismo, es importante fijar los porcentajes de tutores y residentes que deben integrar las comisiones de docencia. Actualmente no existen mínimos de representación, dando lugar a que algunas unidades no tengan representación en las unidades docentes de sus centros.

La AEN está de acuerdo con el desarrollo de la formación específica multidisciplinaria y es el objetivo al que se debe aspirar, una vez superadas las limitaciones organizativas comentadas en este encuentro.

Las competencias comunes son el debate que se ha de abordar en un futuro próximo, teniendo las sociedades científicas la responsabilidad de impulsar la coherencia y rigurosidad en su planificación.

El encuentro concluyó con la propuesta a la Junta de la creación de un grupo de trabajo sobre competencias comunes.