La crisis no sólo menoscaba el bolsillo, también la salud. Repercute en la nutrición, el estado mental, el entorno medioambiental y la atención médica de muchas personas. Pero hay margen de maniobra: uno quizá no pueda evitar los problemas de dinero, pero sí que la crisis además arruine su salud

Reportaje de Mayte Rius sobre Salud Mental y crisis en el periódico La Vanguardia.

Texto completo en el siguiente enlace: ¡Que la crisis no daño tu salud!