Por una asistencia sanitaria pública, integral y de calidad en salud mental

RECHAZO A LA CONTRATACIÓN EXTERNALIZADA DE PSICÓLOGOS NO ESPECIALISTAS PARA LA ATENCIÓN A LOS PROFESIONALES DE LAS UCIS. Manifiesto firmado por la Asociación Española de Psicología Clínica y Psicopatología (AEPCP), Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes (ANPIR), Sociedad Española de Psiquiatría (SEP) y Asociación Española de Neuropsiquiatría - Profesionales de Salud Mental (AEN-PSM)

 


Guía "Medidas urgentes en los Centros Penitenciarios durante esta pandemia de coronavirus"

Conocedores del derecho a la salud de las personas privadas de libertad, expresamos la preocupación por la falta de preparación de las administraciones penitenciarias para hacer frente a la propagación del COVID-19 en el continente europeo y, en la mayoría de los países, por la falta de consideración de la situación específica de los centros penitenciarios en los planes estatales de prevención y en los respectivos sistemas de salud pública.


Posicionamiento Asociaciones de Psiquiatría y Psicología Clínica del Niño y del Adolescente

Salud Mental en la era del desconfinamiento del covid-19. Posicionamiento de las Asociaciones de Psiquiatría y Psicología Clínica, especialmente en niños y adolescentes


Manifiesto AEN sobre la situación de emergencia COVID 19

 

¿Qué podemos decir? ¿Desde dónde podemos aportar? ¿Qué ha pasado? ¿Qué nos ha llegado? ¿Qué proponemos? ¿Qué nos preocupa que pase?

Es tentador desde una asociación profesional situarse en una posición de saber. Del saber que exhiben los filósofos del subjuntivo con su “hubiera o hubiésemos debido saber que esto iba a pasar”. O el de los profetas apresurados que ya conocen las consecuencias futuras de todo esto.

¿Qué podemos decir? ¿Desde dónde podemos aportar? No es por ahí por donde queremos hacer nuestra aportación. Pero sí que tenemos algo que decir.

En esta situación, nuestros mejores instrumentos han sido los que han estado siempre en la esencia de las profesiones que ejercemos: la escucha y la observación, la cercanía al miedo y la angustia, el acompañamiento, los vínculos y la capacidad de pensar y reflexionar sobre estos asuntos. Más útiles aún en estos momentos en que los datos empíricos, que también guían nuestra práctica, son todavía muy insuficientes.
También nos ha valido el lugar en que nos situamos profesionalmente como miembros del Sistema Nacional de Salud y siendo así testigos, partícipes y acompañantes de la tremenda sacudida que ha supuesto la pandemia.
Asimismo, hemos experimentado, como ciudadanos y ciudadanas, nuestras propias emociones y la ruptura de la tenue línea que separa a quienes sufren de quien atiende ese sufrimiento. Todos estamos juntos en esto.
Y finalmente, hay unos valores éticos, de defensa de los derechos humanos que nos identifican y que alumbran nuestras reflexiones y propuestas.

¿Qué ha pasado? ¿Qué nos ha llegado?

Read more